¡Exclusivo por tiempo limitado!

Déjanos tu email y desbloquea un cupón por 10% Off en tus primeras 3 citas en Glitzi. ¡Llegó el momento de consentirte desde tu hogar!

Estoy de acuerdo con los Términos y Condiciones

La información que nos proporciones no será compartida en otros sitios.

¡Genial!
¡Felicidades! Te mandamos el cupón de descuento a tu correo electrónico.
Oops! Something went wrong while submitting the form.

10 Hábitos que agotan tu energía

Seguramente te ha pasado que al término del día te sientes más agotado de lo normal, es importante que sepas que no solo la actividad física es la que nos hace llegar al límite de nuestra energía física y mental,  aquí está un resumen de los hábitos diarios que pueden estar robándote energía:

  • Abuso en el consumo de cafeína: La cafeína puede proporcionar un impulso de energía a corto plazo, pero también puede causar insomnio, nerviosismo, aumento del ritmo cardíaco y malestar estomacal. Además, la cafeína puede causar un ciclo de dependencia y abstinencia que puede agotar tu energía.
  • No hacer suficiente ejercicio: La actividad física regular puede mejorar tu energía. Si llevas una vida sedentaria, puedes sentirte cansado y desmotivado. Intenta incorporar más movimiento en tu día, ya sea a través de ejercicios estructurados o simplemente caminando más.
  • Estar demasiado tiempo frente a la pantalla: Ver demasiada televisión o pasar demasiado tiempo frente a la computadora puede agotar tu energía mental. Además, la exposición a la luz azul de las pantallas puede interferir con tu sueño.
  • Desorden y falta de planificación: Trabajar en un entorno desordenado puede aumentar la distracción y requerir más concentración y energía. Por otro lado, la planificación excesiva puede causar estrés y ansiedad. Intenta encontrar un equilibrio entre mantener tu espacio ordenado y permitir cierta flexibilidad en tu planificación.
  • Postergar tareas pequeñas: Permitir que las tareas pequeñas se acumulen puede crear una sensación de abrumamiento y ansiedad, lo que puede agotar tu energía. Intenta abordar las tareas pequeñas de inmediato o establecer un tiempo específico para completarlas.
  • No desayunar: Saltarte el desayuno puede dejarte sin la energía que necesitas para comenzar el día. Intenta incorporar un desayuno saludable en tu rutina diaria.
  • No dormir lo suficiente: El sueño insuficiente puede causar fatiga y disminuir tu capacidad para concentrarte y tomar decisiones. Intenta mantener una rutina de sueño regular y asegúrate de obtener suficiente descanso cada noche.
  • Decir "sí" demasiado a menudo: Aceptar demasiados compromisos puede agotar tu energía y dejar poco tiempo para el cuidado personal. Aprende a decir "no" cuando sea necesario para proteger tu tiempo y energía.
  • Comprobar el correo electrónico constantemente: La comprobación constante del correo electrónico puede ser una distracción y puede interrumpir tu concentración. Intenta establecer momentos específicos para revisar tu correo electrónico en lugar de hacerlo constantemente a lo largo del día.
  • Exceso de actividad física: Aunque el ejercicio es beneficioso, hacerlo en exceso puede ser perjudicial para la salud física y mental. Es importante encontrar un equilibrio y permitir que el cuerpo descanse y se recupere.

Tips para conservar tu energía durante el día

Mantener un nivel óptimo de energía durante todo el día es crucial para poder cumplir con nuestras responsabilidades diarias y disfrutar de una buena calidad de vida. Aquí te presentamos algunos consejos respaldados por datos y estudios científicos para ayudarte a cuidar tu energía durante el día:

  • Alimentación balanceada : consumir una dieta equilibrada que incluya una variedad de nutrientes es fundamental. Un estudio publicado en el "American Journal of Clinical Nutrition" en 2008, destacó que una dieta rica en nutrientes puede mejorar la energía y el bienestar general.

  • Hidratación adecuada : mantente bien hidratado durante todo el día. La deshidratación puede llevar a una disminución de la energía y la concentración, según un estudio publicado en "The Journal of Nutrition" en 2012.

  • Descansos regulares : tómate pequeños descansos durante el día para evitar el agotamiento. Un estudio de la Universidad de Illinois en 2011, encontró que los descansos breves pueden mejorar la concentración y la productividad.

  • Actividad física : incorpora actividad física en tu rutina diaria. Según la Organización Mundial de la Salud, el ejercicio regular puede ayudar a mejorar los niveles de energía y reducir la fatiga.

  • Sueño de calidad : asegúrate de obtener suficiente sueño reparador cada noche. La falta de sueño puede resultar en una disminución de la energía durante el día, según un estudio publicado en "Sleep Medicine Reviews" en 2017.

  • Gestión del estrés : aprende técnicas de gestión del estrés, como la meditación o la respiración profunda, para mantener un nivel de energía estable. Un estudio de 2013 publicado en "Psicología de la Salud" encontró que la gestión del estrés puede ayudar a mejorar los niveles de energía.

  • Ambiente de trabajo adecuado : asegúrate de que tu ambiente de trabajo tenga suficiente luz natural y ventilación, ya que esto puede influir en tus niveles de energía, según un estudio publicado en "Building and Environment" en 2015.

Siguiendo estos consejos, podrás cuidar tu energía de manera efectiva durante el día, permitiéndote ser más productivo y disfrutar de una mejor calidad de vida. 

¿Es normal sentirme agotado todo el tiempo?

Sentirse agotado todo el tiempo no es algo que se deba considerar como "normal", aunque lamentablemente es una experiencia común para muchas personas en la sociedad moderna, caracterizada por ritmos de vida acelerados y altos niveles de estrés. Este estado continuo de fatiga puede ser indicativo de varios factores subyacentes que requieren atención y manejo adecuado.

En primer lugar, puede ser una señal de que estás experimentando un desequilibrio en tu rutina diaria, tal vez debido a una carga de trabajo excesiva, falta de descanso suficiente o una dieta inadecuada. La fatiga crónica también puede estar relacionada con problemas de salud subyacentes, como trastornos del sueño, anemia, diabetes o enfermedades de la tiroides. Además, factores psicológicos como el estrés crónico, la ansiedad y la depresión pueden contribuir significativamente a una sensación persistente de agotamiento.

Es vital abordar este problema desde una perspectiva holística, considerando tanto los aspectos físicos como emocionales que pueden estar contribuyendo a tu fatiga. Esto podría implicar ajustes en tu rutina diaria para incluir más tiempo de descanso, una alimentación equilibrada y la incorporación de actividades físicas que fomenten el bienestar general.

Además, sería prudente consultar a un profesional de la salud para una evaluación médica completa. Pueden ayudar a identificar cualquier condición médica subyacente que pueda estar contribuyendo a tu sensación de agotamiento constante y sugerir un plan de tratamiento adecuado.

Aunque sentirse agotado todo el tiempo es una experiencia común, no debe ser aceptado como una norma. Es una señal de que es necesario tomar medidas para restaurar el equilibrio y promover un estado de salud y bienestar óptimos.

Masajes para restaurar la energía  

Los masajes son una herramienta poderosa para restaurar la energía, ya que pueden ayudar a aliviar la tensión muscular, mejorar la circulación y promover un estado de relajación profunda. Aquí, destacamos algunos tipos de masajes que son particularmente efectivos para revitalizar el cuerpo y la mente:

  • Masaje sueco: este es uno de los tipos de masajes más populares, conocido por su capacidad para relajar el cuerpo entero. Utiliza una combinación de movimientos largos, amasamientos y fricciones que pueden ayudar a liberar la tensión muscular y mejorar la circulación, lo que a su vez puede ayudar a restaurar la energía.

  • Masaje de tejido profundo: este tipo de masaje se enfoca en las capas más profundas de los músculos y puede ser especialmente útil para liberar tensiones crónicas. Al aliviar la tensión muscular profunda, puede ayudar a restaurar la energía y mejorar la movilidad.

  • Masaje shiatsu: este masaje japonés utiliza la presión de los dedos en puntos específicos del cuerpo para ayudar a equilibrar el flujo de energía, o "qi". Al restaurar el equilibrio energético, puede ayudar a revitalizar el cuerpo y la mente.

  • Reflexología: este tipo de masaje se centra en los pies, pero tiene efectos en todo el cuerpo. Se basa en la teoría de que hay puntos en los pies que corresponden a diferentes órganos y sistemas del cuerpo. Al estimular estos puntos, puede ayudar a restaurar la energía y promover un estado de bienestar general.

  • Masaje tailandés: este masaje combina estiramientos y presiones en puntos específicos para ayudar a liberar la tensión y mejorar la flexibilidad. Puede ser una excelente manera de restaurar la energía, especialmente después de un período de inactividad.

Los masajes pueden ser una herramienta valiosa para ayudar a restaurar la energía. Al elegir un tipo de masaje que se alinee con tus necesidades específicas, puedes ayudar a revitalizar tu cuerpo y mente, promoviendo un estado de bienestar y vitalidad renovados.

Cada persona es única y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. Es importante escuchar a tu cuerpo y hacer ajustes según sea necesario. Si te sientes constantemente agotado, es una buena idea hablar con un profesional de la salud para descartar cualquier problema médico. No hay nada que un masaje no pueda aliviar, recarga energía con un masaje relajante a domicilio. ¡Agenda ya!

Invita un amigo y gana $150
Tres simples pasos
1
En tu perfil de Glitzi encuentra tu invitación
2
Comparte en las red sociales o copia el código
3
Por cada amigo que agenda una cita, ambos ganan $150

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín y recibe noticias y descuentos.
Suscríbase
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
¡Gracias! ¡Su mensaje ha sido recibida!
¡Ups! Algo salió mal al enviar el formulario.