Carta a Santa Claus de un colaborador

Querido, Santa Claus,

Deseo que te encuentres muy bien y preparando los regalos de todo el mundo, ya que en breve llegará la Navidad y esperamos tu llegada. Este año en particular, como sabes, ha sido muy extraño y triste para muchas personas. Algunas perdieron familiares y seres queridos, otras se quedaron sin empleo, pero aún con todo lo negativo, la Navidad es una época de felicidad, familia, comida y celebración, !ah! y además, de muchos regalos.

Por eso, aprovecho que soy muy afortunado y tengo un empleo, el cual valoro porque me permite desarrollarme profesionalmente haciendo lo que me gusta, y en segunda, me ofrece la oportunidad de tener sustento para mí y para mi familia. Y como mi trabajo es una de las cosas más importantes que tengo en la vida, quiero pedirte algunos regalos que podré utilizar mientras hago mi labor diaria en la oficina.

UNA BUENA COMPUTADORA

Sí, tengo una, y a pesar de que en la empresa le dan servicio dos veces por año, como dicen por ahí Santa, “todo por servir, se acaba”, y la verdad, es que una nueva computadora haría que mi trabajo fuera más rápido y por ello, más eficiente, así que si me permites, quiero que me traigas esta Navidad una computadora nueva.

No te pido que me traigas la más cara del mundo, ni el último diseño, me basta que sea nueva y actual;la que tú quieras, confío en tu buen gusto 😉

SILLA CÓMODA

Tú sólo trabajas una semana al año, pero la mayor parte del tiempo la pasas sentado, y sabrás lo importante que es tener una silla cómoda y ergonómica. Me duele mucho la espalda y los hombre de estar sentando en una silla que ya no es lo que era en años anteriores; se hizo vieja e incómoda.

Al igual que con mi regalo anterior, no necesito que sea lujosa, me viene bien que simplemente sea funcional; el segundo regalo que te pido,  es una silla, una bonita silla de oficina.

MASAJES A DOMICILIO (OFICINA)

Como leíste, Santa, sufro de  dolores de espalda y hombros, un poco por mala postura (que es culpa mía) y otra por sentarse una silla nada cómoda (no olvides mi segundo regalo)

Hace poco, un amigo me contó que en su empresa tenían como prestación, servicios de masaje a domicilio una vez al mes, me dijo además, que todos los empleados estaban muy felices y esperaban el último viernes de cada mes porque venían las personas de una aplicación que se llama Glitzi y les daban sesiones de una hora con masajes que los relajaban y les quitaban las molestias.

¿Recuerdas que te dije que tenía algunos dolorcillos de espalda y hombros? ¿Sería mucho pedir que en mi empresa haya masajes a domicilio una vez al mes? Este sería mi tercer y último regalo.

Bueno, Santa Claus, me despido de ti y aprovecho para desearte una feliz Navidad y un gran año 2021; cuídate, tápate bien y espero mis regalos.

Invita un amigo y gana $150
Tres simples pasos
1
En tu perfil de Glitzi encuentra tu invitación
2
Comparte en las red sociales o copia el código
3
Por cada amigo que agenda una cita, ambos ganan $150

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín y recibe noticias y descuentos.
Suscríbase
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
¡Gracias! ¡Su mensaje ha sido recibida!
¡Ups! Algo salió mal al enviar el formulario.