Cómo cuidar tu corazón del sedentarismo

En la actualidad los principales problemas cardíacos afectan a personas jóvenes que trabajan en oficinas, hombres y mujeres de entre 30 y 59 años, es la enfermedad del siglo y un asunto de vital importancia. Este tema está intrínsecamente ligado a su bienestar, su calidad de vida y su longevidad. Me refiero a la salud de su corazón y a cómo un estilo de vida sedentario puede ponerlo en peligro.

La enfermedad cardíaca es una de las principales causas de muerte en todo el mundo. No distingue entre sexo, edad, ocupación o ubicación geográfica. Afecta tanto a hombres como a mujeres, tanto a jóvenes como a ancianos, a quienes trabajan en oficinas y a quienes trabajan en el campo, a quienes viven en el norte y a quienes viven en el sur. Sin embargo, hay ciertos factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de desarrollar una enfermedad cardíaca, y uno de los más importantes, y a menudo pasados por alto, es el estilo de vida sedentario.

El corazón, es un órgano muscular que late sin cesar, bombeando sangre a cada rincón de nuestro cuerpo. Al igual que cualquier otro músculo, necesita hacer ejercicio para mantenerse fuerte y saludable. Sin embargo, cuando llevamos una vida sedentaria, es decir, pasamos muchas horas al día sentados y no realizamos suficiente actividad física, estamos privando a nuestro corazón del ejercicio que necesita para mantenerse en forma.

La inactividad física puede dar lugar a una serie de problemas de salud que, a su vez, pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca. Uno de los más notables es la aterosclerosis, que es el endurecimiento y estrechamiento de las arterias debido a la acumulación de placa grasa en sus paredes. Esta placa puede obstruir el flujo de sangre al corazón, lo que puede dar lugar a un ataque cardíaco.

Un estilo de vida sedentario también puede contribuir a otros factores de riesgo de enfermedad cardíaca, como el sobrepeso y la obesidad, la hipertensión arterial, el colesterol alto y la diabetes. El exceso de peso puede hacer que el corazón tenga que trabajar más para bombear sangre, mientras que la presión arterial alta puede dañar las arterias, haciéndolas más susceptibles a la acumulación de placa. Un alto nivel de colesterol puede contribuir a la formación de placa, y la diabetes puede dañar los vasos sanguíneos y el nervio que controla el corazón.

La falta de actividad física es especialmente perjudicial para aquellos de nosotros que trabajamos en un entorno de oficina. Pasamos muchas horas al día sentados frente a un ordenador, y luego volvemos a casa para sentarnos frente a la televisión o a leer un libro. Este tipo de inactividad puede tener un efecto acumulativo en el corazón con el paso del tiempo, lo que puede llevar a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca a largo plazo.

Es importante destacar que los signos de un ataque cardíaco pueden variar entre hombres y mujeres. Aunque el dolor en el pecho es el síntoma más común de un ataque cardíaco tanto en hombres como en mujeres, las mujeres son más propensas a experimentar otros síntomas, como la falta de aire, la fatiga extrema, las náuseas, los vómitos, el dolor de espalda o mandíbula y el mareo. Si experimentan cualquiera de estos síntomas, es crucial que busquen atención médica inmediata.

Para mitigar estos riesgos, es esencial que todos hagamos un esfuerzo por mantenernos físicamente activos. No necesitamos convertirnos en atletas de alto rendimiento ni gastar horas en el gimnasio todos los días. Algunos cambios sencillos en nuestra rutina diaria pueden tener un gran impacto en nuestra salud cardíaca. Por ejemplo, podemos levantarnos y dar un pequeño paseo cada hora, usar las escaleras en lugar del ascensor, o hacer algunos ejercicios de estiramiento o fortalecimiento en nuestro escritorio. Además, una dieta saludable y balanceada, rica en frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros, puede ayudar a mantener nuestro corazón saludable.

Recuerda, cuidar de tu corazón no es solo una cuestión de vivir más tiempo, sino de vivir mejor. Un corazón saludable nos permite disfrutar de una mayor calidad de vida, con más energía, más vitalidad y más capacidad para hacer las cosas que amamos. Por lo tanto, es crucial que tomemos medidas ahora para proteger nuestro corazón y garantizar un futuro más saludable. 

Invita un amigo y gana $150
Tres simples pasos
1
En tu perfil de Glitzi encuentra tu invitación
2
Comparte en las red sociales o copia el código
3
Por cada amigo que agenda una cita, ambos ganan $150

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín y recibe noticias y descuentos.
Suscríbase
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
¡Gracias! ¡Su mensaje ha sido recibida!
¡Ups! Algo salió mal al enviar el formulario.