¡Exclusivo por tiempo limitado!

Déjanos tu email y desbloquea un cupón por 10% Off en tus primeras 3 citas en Glitzi. ¡Llegó el momento de consentirte desde tu hogar!

Estoy de acuerdo con los Términos y Condiciones

La información que nos proporciones no será compartida en otros sitios.

¡Genial!
¡Felicidades! Te mandamos el cupón de descuento a tu correo electrónico.
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Conoce todo sobre los masajes descontracturantes

Las contracturas musculares son una condición común que afecta a muchas personas en diferentes etapas de la vida. Éstas se caracterizan por la tensión, dureza y, a menudo, dolor en los músculos. Por eso con los masajes descontracturantes de nuestros terapeutas certificados hace que la experiencia de recibir un masaje descontracturante sea no sólo beneficiosa sino también verdaderamente disfrutable.

¿Qué es un masaje descontracturante?

Un masaje descontracturante es una técnica terapéutica que tiene como objetivo aliviar tensiones y contracturas en los músculos. Estas tensiones pueden surgir debido al estrés, malas posturas, ejercicio intenso o incluso problemas emocionales.

El masaje se realiza aplicando presión y movimientos específicos en las áreas afectadas, como la espalda, cuello y hombros. La presión se ajusta según la necesidad del paciente, y puede variar de moderada a intensa.

La técnica se enfoca en los puntos donde los músculos están más tensos, conocidos como "nudos". Al trabajar en estos puntos, se promueve la circulación sanguínea y se libera la tensión acumulada, lo que ayuda a restaurar la flexibilidad y el movimiento natural del músculo.

No sólo proporciona alivio físico, sino que también tiene un efecto calmante en la mente. Muchas personas encuentran que este tipo de masaje les ayuda a relajarse y a reducir el estrés.

Pero, ¿qué puede provocar contracturas y quiénes son más propensos a sufrirlas? A continuación, te presentamos las causas y factores más comunes que las provocan:

Causas que provocan las contracturas 

  • El esfuerzo físico excesivo en el campo laboral como los trabajos que requieren movimientos repetitivos o levantamiento de objetos pesados. 
  • Entrenamiento intenso sin el descanso adecuado.
  • Tareas domésticas realizando movimientos repetitivos como barrer, fregar, etc. pueden afectar nuestra espalda de forma crónica.
  • Las posturas incorrectas como sentarse incorrectamente.
  • Dormir en una posición inadecuada o utilizar una almohada o colchón inapropiado.
  • El estrés y ansiedad, ya sea por presión laboral o académica.
  • Los problemas personales y la tensión emocional pueden manifestarse físicamente en nuestro cuerpo, acompañado de  la deshidratación y falta de minerales

Beneficios del Masaje descontracturante 

Este tratamiento, realizado por un terapeuta especializado, puede lograr los siguientes beneficios:

  • Alivia la tensión acumulada en los músculos, mejorando así la salud y el bienestar general.
  • Promueve una mayor flexibilidad y movilidad en la región afectada.
  • Sensación inmediata de alivio y relajación.
  • Los músculos tensos se suavizan, y la circulación sanguínea mejora, llevando oxígeno y nutrientes a las áreas afectadas. 
  • Facilita la curación y reduce la inflamación, permitiendo un retorno más rápido a las actividades diarias sin molestias.
  • Tiene un impacto positivo en el bienestar emocional. 
  • En el contexto laboral, la aplicación regular de masajes descontracturantes puede resultar en una fuerza de trabajo más feliz y productiva. 

Frecuencia para recibir un masaje descontracturante 

La frecuencia con la que se recomienda recibir un masaje descontracturante puede variar significativamente dependiendo de diversos factores como su estado general de salud, nivel de actividad física y necesidades específicas. Sin embargo, hay algunas pautas generales que podrían servirte de referencia.

Para aquellos que buscan mantener un bienestar general y prevenir la acumulación de tensión, un masaje descontracturante cada 2 a 4 semanas puede ser suficiente. Esta frecuencia permite mantener la musculatura relajada y ayuda a prevenir la formación de puntos de tensión y contracturas.

Si estás pasando por un período de estrés elevado o realizas una actividad física intensa que somete a tus músculos a una carga considerable, podrías beneficiarte de sesiones más frecuentes, quizás incluso semanalmente. Esta mayor frecuencia puede ayudar a aliviar la tensión acumulada más rápidamente y contribuir a una recuperación muscular más eficiente.

En casos donde existan problemas crónicos de dolor o tensión muscular, es posible que se necesiten sesiones más regulares y cercanas en el tiempo, al menos durante una fase inicial. Posteriormente, cuando se haya alcanzado un nivel más estable de bienestar, se podría espaciar la frecuencia de los masajes.

Es fundamental consultar con profesionales de la salud o terapeutas de masaje certificados para obtener un plan personalizado que se ajuste a tus necesidades y condiciones. Con esta orientación experta, podrás maximizar los beneficios de los masajes descontracturantes en tu vida.

¿A qué edad puedo recibir un masaje descontracturante?

No hay una "edad ideal" establecida para recibir un masaje descontracturante, ya que estos pueden ser beneficios en diferentes etapas de la vida. Para adolescentes y adultos jóvenes que enfrentan tensión muscular debido al deporte o al estrés, estos masajes pueden ser una excelente opción. 

En la edad adulta y la tercera edad, cuando los dolores musculares pueden ser más frecuentes debido a la vida laboral o al envejecimiento, los masajes descontracturantes también ofrecen alivio y bienestar. Sin embargo, siempre es prudente consultar con un profesional de la salud antes de recibir cualquier tipo de terapia de masaje.

¿Cuánto debe durar un masaje descontracturante?

La duración de un masaje descontracturante puede variar según las necesidades específicas del individuo, pero generalmente oscila entre 45 y 90 minutos. Un masaje más corto de unos 45 minutos podría ser adecuado para tratar áreas específicas del cuerpo, mientras que una sesión de 60 a 90 minutos permite un enfoque más completo que abarca varias áreas musculares. 

Es importante hablar con el terapeuta antes de la sesión para determinar el tiempo óptimo necesario para abordar tus preocupaciones particulares de manera efectiva.

¿Necesito prescripción médica para recibir un masaje descontracturante?

No es obligatorio tener una prescripción médica para recibir un masaje descontracturante en la mayoría de los casos. Sin embargo, si tienes alguna condición médica específica, lesiones recientes o estás en tratamiento para un problema de salud, es altamente recomendable consultar con un profesional de la salud antes de recibir cualquier tipo de masaje. 

De esta manera, podrás asegurarte de que la terapia de masaje sea apropiada para ti y maximizar sus beneficios, previniendo cualquier contraindicación o riesgo.

¿Existe una contraindicación médica después de recibir un masaje descontracturante?

Después de recibir un masaje descontracturante, la mayoría de las personas experimentan una sensación de alivio y relajación. Sin embargo, hay casos en los que podrían presentarse contraindicaciones médicas o efectos secundarios. Algunas personas pueden experimentar sensibilidad o dolor en las áreas tratadas, aunque esto generalmente desaparece en un corto período de tiempo. Más raramente, puede ocurrir una irritación de la piel debido a los aceites o productos utilizados durante el masaje.

Es crucial informar al terapeuta sobre cualquier condición médica que tengas antes de la sesión. Si después del masaje experimenta algún síntoma inusual, como mareos intensos, dolor persistente o cualquier otra molestia, es aconsejable consultar con un profesional de la salud para descartar cualquier complicación y determinar el mejor curso de acción. En general, es bueno escuchar a tu cuerpo y tomar las precauciones necesarias para asegurar que los beneficios del masaje superan cualquier riesgo potencial.

Glitzi cuenta con los mejores coaches

Glitzi ofrece una combinación única de comodidad, calidad y personalización que la convierte en la mejor opción para agendar un masaje descontracturante. Primero y principal, el servicio a domicilio elimina la necesidad de desplazarse, lo que es especialmente beneficioso si ya estás experimentando molestias musculares o tensión. Puedes recibir un masaje profesional en la comodidad y privacidad de tu propio hogar, lo que maximiza el tiempo de relajación antes y después del tratamiento.

La calidad es otro aspecto en el que Glitzi  se destaca. Todos los terapeutas están certificados y altamente calificados, asegurando que recibirán un tratamiento de primera clase. Además, Glitzi  ofrece una variedad de opciones para personalizar tu experiencia, desde la selección del tipo de aceites hasta la intensidad del masaje, adaptando la sesión a tus necesidades y preferencias específicas.

La plataforma también hace que el proceso de reserva sea increíblemente sencillo. Puedes elegir el terapeuta que mejor se adapte a tus necesidades, seleccionar el horario que más te convenga y hacer todo esto con unos pocos clics. Este nivel de conveniencia y flexibilidad es difícil de encontrar en spas tradicionales o centros de bienestar.

Otra ventaja es el enfoque integral de Glitzi hacia el bienestar. No se trata solo de un masaje; es una experiencia de bienestar completa. Muchos de los servicios pueden complementar el masaje descontracturante, como tratamientos faciales o de hidroterapia, que puedes agregar para hacer de tu sesión una experiencia de bienestar completa.

Glitzi  ofrece una experiencia de masaje descontracturante que es conveniente, personalizada y de alta calidad, lo que la convierte en la mejor opción para aquellos que buscan aliviar la tensión muscular y mejorar su bienestar general.

Invita un amigo y gana $150
Tres simples pasos
1
En tu perfil de Glitzi encuentra tu invitación
2
Comparte en las red sociales o copia el código
3
Por cada amigo que agenda una cita, ambos ganan $150

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín y recibe noticias y descuentos.
Suscríbase
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
¡Gracias! ¡Su mensaje ha sido recibida!
¡Ups! Algo salió mal al enviar el formulario.