Masajes para embarazadas: una terapia para el bienestar

Mucho se habla sobre los mitos de sobarse la panza durante el embarazo. Lo cierto es que, durante el periodo de gestación las mujeres embarazadas suelen sufrir cambios físicos que pueden reflejarse de forma negativa en su salud. 

Es por eso que los especialistas y los ginecólogos recomiendan tomar un buen masaje que te ayudará a relajarte y aliviar algunas de las molestias ocasionadas por el embarazo.

¿Qué son los masajes prenatales?

Los masajes durante el embarazo, o terapia de masaje prenatal, suele ser un complemento a la salud de la  futura madre para llevar una vida saludable.

Se realizan de acuerdo a las necesidades de cada embarazo, ya que pueden reducir ansiedad, disminuir los síntomas de depresión, aliviar dolores de los músculos y articulaciones, y mejorar los resultados del parto y la salud del bebé recién nacido.

Algunos beneficios del masaje prenatal son los siguientes:

  • Disminuye el dolor de espalda
  • Disminuye el dolor de ciática 
  • Reduce contracturas
  • Mejora la circulación sanguínea
  • Reduce los dolores lumbares
  • Alivia los dolores de cabeza
  • Reduce la retención de líquidos 

Las técnicas de masaje prenatal utilizan movimientos amables, lentos y muy suaves. Los tipos de masajes prenatales existentes se basan en tres técnicas terapéuticas principales:

Masaje sueco

Este masaje prenatal tiene como base el masaje sueco, que utiliza técnicas de manipulaciones muy ligeras, como amasar, con la firme intención de relajar el cuerpo y la mente.

Terapia craneosacral

Se trata de una técnica manual, sutil y de efecto profundo para ayudar a detectar y corregir los desequilibrios del sistema neuromeníngeo que puedan ser la causa de disfunciones sensitivas, motoras o neurológicas.

Terapia de liberación miofascial

Es un proceso simultáneo de evaluación y tratamiento. A través de movimientos y presiones mantenidas, se busca la liberación de las restricciones del sistema miofascial, con el fin de recuperar el equilibrio funcional del cuerpo.

Cada una de estas técnicas se concentran en trabajar diferentes partes del cuerpo como la espalda, las piernas, los tobillos, la cabeza, la zona lumbar y las extremidades.

¿Qué masajes para mujeres embarazadas se recomienda en cada etapa del embarazo?

El masaje prenatal o masaje perineal es importante que lo atienda un terapeuta especializado, ya que se requiere conocimiento sobre el trabajo físico y mental que se va a trabajar en cada trimestre del embarazo para que la futura mamá esté preparada para su periodo gestante.

Conozcamos las terapias de masaje de acuerdo al periodo de embarazo y su objetivo:

  1. Primer trimestre de embarazo: relajación.
  2. Segundo trimestre de embarazo: aliviar el dolor y la hinchazón.
  3. Tercer trimestre de embarazo: preparación para el parto. 

Uno de los consejos para recibir masajes terapéuticos, es acompañarlos de música durante la sesión, para que la futura madre entre en un estado de relajación total y pueda disfrutar de la terapia.

El masaje terapéutico ha estado presente durante siglos en la historia de la humanidad, con el propósito de reducir malestares físicos y mentales, así como reducir el estrés y mejorar la tensión de los músculos. Muchos terapeutas trabajan con las técnicas prenatales para ayudar a las mujeres embarazadas y darles apoyo durante el proceso de gestación.

Los masajes para embarazadas suelen ser suaves y con poca presión, trabajando en la tensión muscular, suelo pélvico y periné. Se tiene como base un masaje relajante, ya que trata muchas molestias comunes están asociadas con los cambios esqueléticos y circulatorios, causados por las variaciones de las hormonas.

Como cualquier masaje, un masaje prenatal debe ser valorado y recomendado por un especialista, para estar informado y trabajar junto con terapeutas expertos.

Los masajes para las embarazadas forman parte de una terapia de bienestar y de cuidado de la salud y son útiles para diversas situaciones:

  • Reducir el dolor de espalda: a través de un masaje relajante de presión ligera, ayudará a reducir el dolor de espalda ocasionado por el peso de la panza de embarazo. 
  • Regular las hormonas: esto conduce a un mejor humor y salud cardiovascular, ya que reduce los niveles de estrés y aumenta la norepinefrina y cortisol.
  • Reducir la ansiedad: estimula la reducción de hormonas asociadas con el estrés y ansiedad.
  • Estimular la circulación sanguínea: esto ayudará a la futura mamá a no hinchar pies y piernas, por el hecho de que mantendrá una buena circulación en extremidades.
  • Mejorar el sueño: a través de sus manipulaciones suaves y presiones ligeras, estimulará la relajación de cuerpo y mente para tener un dulce sueño.
  • Reducir la hinchazón: mejora la eliminación de residuos del tejido llevado por el sistema linfático del cuerpo y la inflamación del nervio ciático.

¿Cuál es la diferencia entre un masaje prenatal y un masaje regular?

El cuidado personal durante el embarazo es vital para el cuidado físico y mental, pensar en un masaje relajante puede ser una buena opción, sin embargo, debes conocer que existe una diferencia entre un masaje prenatal,  pensado especialmente para las mujeres embarazadas, y los masajes relajantes.

Un masaje prenatal ofrece múltiples beneficios para la salud, como aliviar el dolor, mejorar el estado de ánimo e incluso disminuir los dolores del posparto.  

Generalmente, la duración de un masaje prenatal va desde los 15 hasta los 60 minutos. La futura madre tendrá que acostarse de lado en la camilla para que el terapeuta comience a amasar de forma ligera la espalda y extremidades.

Es importante recurrir al médico antes de tomar cualquier masaje durante el embarazo o bien si está en planes de hacerlo, ya que esto dará la pauta al terapeuta de tomar decisiones sobre las partes del cuerpo que tiene que estimular durante la sesión. 

¿Qué partes del cuerpo trabaja un masaje para mujeres embarazadas?

Los masajes prenatales se realizan en diferentes partes del cuerpo y en cada una producen efectos precisos. En un paso a paso de masajes prenatales, la secuencia sería la siguiente:

  1. Masaje de cervicales: las cervicales tienen una alta carga de trabajo durante el día, la mejor forma de eliminar la tensión y dar paso a la relajación es masajear ligeramente la zona del cuello.
  2. Masaje de brazos y piernas: durante el embarazo el peso extra que acumula la futura madre y la dificultad para moverse hacen que las piernas y brazos trabajen más de lo habitual, lo mejor es masajear las extremidades para mejorar la circulación. 
  3. Masajes en las manos y pies: ayuda a liberar de la tensión acumulada a través de una sesión de reflexología y masaje circulatorio en manos y pies, aliviará la inflamación del periné.
  4. Masajes en la barriga: a medida que van pasando los meses de gestación, el cambio físico más notable es el crecimiento de la barriga. En esta zona debemos de tener cuidado al manipular la zona, con friegas suaves y lentas para favorecer tanto al bebé como a la mamá.
  5. Masajes de abdomen: la zona del estómago debe tratarse con sumo cuidado; masajear los laterales de la barriga con el fin de liberar la tensión acumulada.
  6. Masajes en la zona renal: durante los últimos meses de gestación es normal que la futura mamá sienta dolor en la parte del riñón, para aliviar esta molestia es importante masajear la parte baja de la espalda. 
  7. Masajes en los hombros: con el embarazo se acentúa más el dolor de hombros en las mujeres, comenzar a masajear esta parte reducirá notablemente el cansancio en la zona de la espalda.
  8. Masajes en la espalda: la espalda es un punto alto de dolor durante el embarazo, por lo que nada mejor que un buen masaje desde los hombros hasta la parte del riñón para aliviar esta molestia.
  9. Masajes en las caderas: cargar todo el peso de la barriga durante el periodo de gestación es uno de los dolores más frecuentes en las caderas, un masaje de presión ligera en esta zona ayudará a mitigar el dolor.

Los masajes prenatales son un recurso más para ayudar a la mujer embarazada a lograr un equilibrio en su salud física, emocional y psicológica en este momento tan especial. 

Un buen masaje es mucho más que solo presión y movimiento, es una herramienta eficaz para el bienestar general de la mamá y del futuro bebé antes y después del parto. Los múltiples beneficios que puedes lograr a través de esta técnica deben de estar supervisados por el médico 

De cualquier modo, debes saber que tienen algunas contraindicaciones y que siempre debes consultar con tu ginecólogo de confianza sobre la conveniencia de utilizar esta técnica, de acuerdo a tu historial médico, recuerda que ningún embarazo es igual a otro y el seguimiento es personalizado.

No pongas en riesgo tu salud y asegúrate de realizarlo con un profesional certificado. ¡En Glitzi, los conseguimos para ti!

Invita un amigo y gana $150
Tres simples pasos
1
En tu perfil de Glitzi encuentra tu invitación
2
Comparte en las red sociales o copia el código
3
Por cada amigo que agenda una cita, ambos ganan $150

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín y recibe noticias y descuentos.
Suscríbase
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
¡Gracias! ¡Su mensaje ha sido recibida!
¡Ups! Algo salió mal al enviar el formulario.