¿Qué es el síndrome del impostor y cómo afecta tu vida laboral?

Los especialistas en adquisición de talento, alertan sobre un fenómeno que afecta a muchos profesionales, pero que a menudo pasa desapercibido: el síndrome del impostor. Este síndrome puede tener un impacto significativo en nuestra vida laboral, y es importante entender cómo se manifiesta y cómo podemos abordarlo.

El síndrome del impostor es una experiencia psicológica que se caracteriza por la incapacidad de internalizar los logros personales y la constante preocupación de ser expuesto como un "fraude". A pesar de las evidencias externas de competencia, las personas que sufren este síndrome permanecen convencidas de que no merecen el éxito que han alcanzado y lo atribuyen a la suerte, el tiempo, la habilidad para convencer a otros de que son más inteligentes y competentes de lo que realmente creen que son.

Este síndrome puede afectar a cualquier persona, independientemente de su nivel de éxito o posición en la vida. De hecho, se estima que hasta el 70% de las personas experimentarán este síndrome en algún momento de su vida. Y aunque puede afectar a ambos géneros, las mujeres pueden ser especialmente susceptibles debido a las presiones sociales y las expectativas de género.

En el ámbito laboral, el síndrome del impostor puede manifestarse de varias maneras. Puede hacer que las personas duden de sus habilidades y eviten asumir nuevos desafíos por miedo a no estar a la altura. Esto puede llevar a la subutilización de habilidades y talentos, ya que las personas pueden trabajar por debajo de su potencial. También puede llevar a un exceso de trabajo, ya que las personas pueden sentir que necesitan trabajar más duro que los demás para "probar" su valía.

Además, el síndrome del impostor puede aumentar los niveles de estrés y ansiedad. La constante preocupación de ser "descubierto" puede ser agotadora y puede llevar a la procrastinación y a la disminución de la productividad. También puede afectar la salud mental, ya que las personas pueden sentirse constantemente insatisfechas con su rendimiento, independientemente de cuánto logren.

Afortunadamente, hay formas de combatir el síndrome del impostor. Una estrategia es aprender a aceptar y valorar nuestros propios logros. En lugar de atribuir nuestro éxito a la suerte o a factores externos, debemos reconocer que somos responsables de nuestras propias victorias. También es útil recordar que todos cometemos errores y que no es realista esperar la perfección de nosotros mismos.

Otra estrategia es compartir nuestros sentimientos con otros. Hablar sobre nuestras experiencias con el síndrome del impostor puede ayudarnos a darnos cuenta de que no estamos solos y puede disminuir la sensación de aislamiento y vergüenza. Además, buscar ayuda profesional, como la terapia, puede ser beneficioso para aquellos que luchan con este síndrome.

El síndrome del impostor es un fenómeno común que puede tener un impacto significativo en nuestra vida laboral. Sin embargo, al reconocer sus manifestaciones y aprender a valorar nuestros propios logros, podemos combatir este síndrome y trabajar hacia una mayor satisfacción y éxito en el trabajo.

Glitzi, un espacio diseñado para ayudarte a superar el síndrome del impostor. Aquí, podrás encontrar servicios que te ayudarán a potenciar tu talento. No estás solo en tu viaje. Únete a Glitzi y juntos, celebremos tus victorias y alcancemos tu máximo potencial. ¡Te esperamos!

Invita un amigo y gana $150
Tres simples pasos
1
En tu perfil de Glitzi encuentra tu invitación
2
Comparte en las red sociales o copia el código
3
Por cada amigo que agenda una cita, ambos ganan $150

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín y recibe noticias y descuentos.
Suscríbase
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
¡Gracias! ¡Su mensaje ha sido recibida!
¡Ups! Algo salió mal al enviar el formulario.